Psicoterapeuta, ¿Cómo elegir el mejor?

Psicoterapeuta, ¿Cómo elegir el mejor?
psicoterapeuta
0

Cuando nos lesionamos alguna parte de nuestro cuerpo o tenemos alguna dolencia, por lo general, sabemos a qué especialista acudir. Pero, ¿qué pasa cuando se trata de nuestra mente? Es importante reconocer que, ante la aparición de malestares psicológicos, podemos buscar ayuda profesional. Algunos de los malestares que manifiesta nuestra mente no pueden ser tratados por nuestra cuenta. Es allí cuando entra en acción un psicoterapeuta, profesional de la salud mental.

Una vez que hemos identificado la necesidad de asistir a terapia, continúa el siguiente paso: hacer la elección de psicoterapeuta. Aunque parezca sencillo, lo cierto es que de esto va a depender nuestro avance o retroceso. En lo que se refiere a nuestra salud mental, cualquier aspecto puede mejorar o desmejorar los síntomas. Es por esto que queremos mencionar nuestras recomendaciones para dar con el mejor psicoterapeuta de la ciudad. Acompáñanos a conocer los aspectos más esenciales.

Tambien puede ser de tu interés: Cómo elegir el mejor gastroenterólogo en Madrid

Aspectos a tener en cuenta en la elección del mejor psicoterapeuta

psicoterapeuta

Así como nuestra salud física es importante, nuestro bienestar psicológico también lo es. De hecho, diferentes investigaciones científicas han determinado la estrecha relación entre las enfermedades físicas y los malestares psicológicos. Por eso, no podemos desestimar la importancia que tiene el cuidado de nuestra mente. No podemos confiarla a cualquiera que ostente llevar un título de profesional de la salud mental.

Lo cierto es que, en la actualidad, hay muchos supuestos psicoterapeutas que atienden pacientes sin tener el conocimiento adecuado. En esos casos, sus síntomas pueden aumentar en frecuencia hasta el punto de crear mayor malestar. Para que puedas dar con el psicoterapeuta adecuado, hemos creado una lista. Con 4 aspectos a tomar en cuenta en la elección.

Asegúrate de que tu psicoterapeuta esté debidamente titulado y habilitado

psicoterapeuta

Es importante que preguntes por las credenciales o documentos pertinentes que certifiquen que tu psicoterapeuta puede ejercer de manera legal. Cada país tiene su propia regulación respecto a este tipo de profesiones.

Sin embargo, existen muchos supuestos profesionales que no tienen ni titulación ni están inscritos en ningún ente regulador. De esta manera, no hay forma de que el paciente pueda proceder legalmente. Si algo no va bien durante la terapia. Tampoco puede tener la seguridad de que reciba el tratamiento más adecuado.

Tal es el caso de ciertos profesionales que, en realidad, solo han realizado un curso de horas y obtienen certificado. Ya con eso, se pueden justificar para ejercer la psicoterapia. En ese caso, no estarías delante de un buen psicoterapeuta en regla. Tampoco te podrán garantizar su pleno conocimiento del comportamiento humano y las diferentes técnicas y tratamientos de la profesión.

Haz uso de las referencias que te hagan acerca del profesional

psicoterapeuta

Cada persona tiene una perspectiva y experiencia completamente diferente. Pero, en la mayoría de casos, debe coincidir. Nada mejor que el testimonio de otras personas para saber si un psicoterapeuta es adecuado o no.

Generalmente, tendemos a confiar más si alguien cercano ya vivió la experiencia y le fue bien. Haz uso de este tipo de «recursos» para elegir el mejor profesional. Sin embargo, debes tener en cuenta que, incluso si este tipo de referencias son importantes, no deben ser factor decisivo. Infórmate acerca de los demás aspectos que debe ofrecer o cuidar un buen psicoterapeuta.

No se trata solo de «sentirse a gusto» en terapia. También va de haber obtenido resultados. No te dejes llevar por las palabras persuasivas, mejor ve por el índice de éxito que tenga el profesional. Lo que nos interesa son los resultados, y conocer de ellos debe ser tu prioridad. Si la referencia no contiene una visión de los resultados obtenidos en terapia, entonces no es tan efectiva.

En la actualidad, contamos con una infinidad de ventajas. Entre ellas, el internet. No te dejes llevar del todo por lo que dicen los demás e investiga. Busca el terapeuta al que quieres acudir y conocer sus métodos, su titulación, contacta con él e infórmate debidamente.

Asegúrate de que la terapia empleada esté basada en evidencias científicas

Es importante que tu terapeuta tenga el conocimiento de la terapia en la que se basa. No solo para saber si funciona o no, si no para saber para qué funciona. Puesto que, conocer la terapia y manejarla son dos cosas distintas. Y el para qué funciona también es importante, ya que no todas las psicoterapias tienen el mismo fin.

Tienes que conocer que no todos los modelos psicoterapéuticos están basados en evidencias científicas. Algunos, garantizan mayor éxito que otros. Así que, incluso si tu terapeuta cumple con todos los requisitos legales, debes fijarte en qué molo se basa. De esto dependerá el tratamiento aplicado y su beneficio.

Es necesario que conozcas que, en la actualidad, existen muchas pseudoterapias. Que ni tiene base científica ni son aplicadas por verdaderos profesionales de la salud mental.

Aunque la regulación de cada país suele variar, hay ciertos principios éticos que se mantienen a nivel mundial. Uno de ellos es que cada profesional de la salud mental. Está en la obligación de darte a conocer todos los aspectos de la terapia. Como, por ejemplo, las técnicas empleadas, el método psicoterapéutico, por qué se está aplicando, etc. Un buen psicoterapeuta será capaz de cuidar tu bienestar psicológico. Por tanto:

  • No es buen indicador que el terapeuta se niegue a explicarte qué está haciendo y por qué.
  • No es un buen indicador que tu terapeuta te deje con más dudas que las que intentas resolver. Si no muestra el más mínimo interés porque comprendas cuál es el procedimiento a realizar, no es buen profesional.
  • El psicoterapeuta debe ser capaz de explicarte cuáles son tus derechos como paciente.

Fíjate en la forma de trabajar del terapeuta

Cualquier profesional de la salud mental debe seguir una estructura específica según su área de trabajo. En el caso de los psicoterapeutas, deben procurar realizar:

  • Recolección de datos: las primeras sesiones estarán enfocadas a esto, la recolección de información referente al motivo de la consulta y sus síntomas. Eso incluye frecuencia, intensidad, tiempo de padecimiento, etc. Tal se hace a través de la entrevista con el paciente, y servirán para entender el o los motivos de consulta. Sin llevar a cabo esta etapa, el psicoterapeuta no podrá intervenir de ninguna manera.
  • Pruebas o test: son los que permiten evaluar ciertos aspectos de la mente. Como las emociones, los pensamientos, las relaciones personales, entre otros. Le permitirán al profesional confirmar o descartar las hipótesis de diagnóstico psicológico.
  • Feedback: El feedback es ese momento en el que tu terapeuta te hace conocer los resultados de la evaluación. No necesariamente va a hablar acerca de un diagnóstico. Muchas veces, será necesario explicar por qué y no el qué en sí mismo. También implica la explicación de un plan de acción psicoterapéutico para poder alcanzar ciertos objetivos. Siendo el más importante el bienestar del paciente.
  • Ejecución del plan terapéutico: durante esta etapa, el terapeuta te guiará para alcanzar tus objetivos en terapia. Por tanto, brindará herramientas y asignaciones que deberás seguir para alcanzar tu objetivo. En otras palabras, él es solo un guía, mientras que el papel más activo lo ejerces tú como paciente. Pero, por muy bueno que sea, si su paciente no colabora, no podrá ayudar a alcanzar el objetivo general.

¿Cuál es la diferencia entre psicoterapeuta y psicólogo?

Aunque puedas pensar lo contrario, existe una clara diferencia entre psicólogo y psicoterapeuta. Sí, quizás tengan un campo de trabajo bastante similar, pero no son lo mismo. Un psicólogo cuenta con un campo laboral más vasto. No es obligatorio que trabaje con personas que se enfrentan a problemas emocionales o diagnósticos mentales más graves. El psicólogo puede abarcar distintas áreas según sea su especialización, pero no siempre se dedica a la psicoterapia.

El psicoterapeuta es aquel psicólogo que ha cursado estudios de doctorado o maestría para obtener una especialización. Hay diferentes teorías o escuelas que parten de la psicología clínica. Y hay psicólogos que deciden especializarse en alguna de ellas. A estos se les llama psicoterapeutas, y atienden según su especialidad. En otras palabras, se rigen en las técnicas y métodos de una única escuela de la psicología clínica.

¿Cómo sé que necesito ir a terapia?

Esta es una de las preguntas más frecuentes, y es bastante sencilla de responder. Sin embargo, permítenos desglosar algunas de las razones por las que, quizás, necesitas ir a terapia.

Presentas dificultad para resolver un problema

Una de nuestras cualidades es poder resolver conflictos según nuestra inteligencia emocional. Sin embargo, nos damos cuenta de que tenemos dificultades cuando, en vez de mantener la calma y solucionar, no sabemos cómo actuar.

Sientes que tu problema actual está limitando tu vida

Hay ciertos conflictos emocionales que pueden limitar nuestro día a día. Si sientes que tus emociones, pensamientos y demás te están limitando en ciertas áreas, acude con un psicoterapeuta. Sobre todo, si tienes algunos pensamientos negativos, limitantes o que atenten contra tu salud. También, si estás sufriendo algún malestar que te impida relacionarte o presentas alguna adicción considerable. La cual, te está impidiendo hacer tu vida normalmente.

 

Añadir comentario